Diez start-ups revolucionarias

       

Estas diez empresas innovadoras, junto con cuatro grandes grupos, están revolucionando las compras. Así es como los supermercados podrían desarrollarse.

Diez start-ups revolucionarias

1. Standard Cognition, solo cámaras

Es una start-up americana que nació en 2017 y ha cobrado inversiones de 10.6 millones de $ en menos de un año. El ahorro estructural representa su característica más importante: no utiliza sensores sobre las estanterías, sino solo cámaras. Además, no necesita un gran número de estas cámaras: 25 son suficientes para 1.800 metros cuadrados. Paltac, entre las cadenas japonesas más conocidas, quiere inaugurar su primer supermercado automatizado con la tecnología de Standard Cognition en Sendai en 2019.

2. Zippin, ni cajas ni personal

Zippin es una cadena de tiendas que no tiene cajas ni dependientes. El primer punto de venta abrió en San Francisco el agosto pasado. Para pagar, no se utiliza el reconocimiento facial: se comparan los datos de los sensores sobre las estanterías con las imágenes de los vídeos grabadas desde arriba. Los consumidores descargan la app y pasan el móvil sobre un escáner; después, pueden salir ya con las compras pagadas.

3. Caper Lab, el carrito con caja integrada

Caper Lab es una empresa de Nueva York que creó un carrito de la compra con caja integrada y escáner. Cada carrito analiza los códigos de barras de los productos y, al final de las compras, permite pagar con tarjeta de crédito. La empresa quiere desarrollar esta tecnología para que se pueda evitar pasar los productos sobre los escáneres y, en consecuencia, ahorrar tiempo.

4. BingoBox, una cadena centralizada

BingoBox es una start-up china que ha abierto 300 puntos de venta automáticos en treinta ciudades del País. Es una especie de supermercado pequeño, donde se puede entrar por medio de código QR personal. Las tiendas son muy pequeñas, aunque están abierta todo el día. El personal no está físicamente, pero el cliente puede contactarlo por chat o vídeo. BingBox dirige 40 puntos de venta con solo cuatro dependientes.

5. Xiaomai, personal reducido

Xiaomai es otra tienda automatizada, sin dependientes; los clientes tienen que pasar sobre los escáneres los productos para finalizar las compras, mientras son grabados por medio de un reconocimiento facial. Sin embargo, las entregas a domicilio siguen siendo actuadas por personas “reales”.

6. Xingbianli, vending machine revolucionada

Es una empresa china productora de distribuidores parecidos a los que se encuentran en las oficinas; pero, en lugar de insertar monedas o llaves, se puede escanear y pagar por medio de una app. La empresa quiere desarrollar su producción y ampliar la distribución a otros tipos de productos, como fruta fresca y leche.

7. Farmer’s Fridge, distribuidor del fresco

Esta start-up, con sede en Chicago, cuenta con la frescura de los productos, más que con la tecnología. Los Farmer’s Fridges son distribuidores automáticos de ensaladas y viandas sanas. Los clientes pueden pagar por medio de la app. Los productos no vendidos son donados a caridad. La start-up ha ganado 42 millones de dólares de financiación.

8. Café X, el barista robot

Café X es el nombre de los bares que tienen baristas robots. Hoy, este sistema necesita aún la presencia de una persona física para cuestiones de seguridad y en caso de complicaciones. El objetivo es crear tiendas totalmente automatizadas. Actualmente, existen tres Café X en San Francisco.

9. Cargo, la tienda en el coche

Cargo es una start-up que ofrece snacks en servicios de ride-hailing, como Uber. El conductor gana un dólar cada adquisición y el resto pertenece a los productores. La empresa ha obtenido 32 millones de $ de financiación y colabora con más de 12 mil conductores, sobre todo de Uber y Grab.

10. Dirty Lemon llega al offline

Dirty Lemon produce bebidas naturales, pero su distribución se basa en los mensajes: el usuario carga sus datos y los de su tarjeta y envía un mensaje para efectuar el pedido. La empresa empezó con la venta online, pero en setiembre ha abierto su primera tienda en Nueva York.

11. Los “grandes”: Amazon Go y Alibaba

Amazon Go compara los sensores de las estanterías y las cámaras. Es un supermercado sin cajas, pero con dependientes: está aún el personal de venta, sobre todo para quienes que recogen en la tienda física las compras online, y para la asistencia. Después los primeros supermercados en los Estados Unidos, se espera el primero en el Reino Unido. En contra, Alibaba está adelante, con Hema, la cadena de 65 supermercados sin cajas. El teléfono inteligente se convierte en un carrito digital. Alibaba controla también los Tao Cafes, donde el pago, el acceso y la compra son automáticos, por medio de la app.

12. Los “grandes” 2: JD y 7 Eleven

En China, la segunda mayor plataforma de e-commerce, JD.com, tiende a los supermercados sin cajas. El modelo es parecido al de Amazon y Alibaba, pero con punto de ventas sin dependientes. Ya están 20 supermercados en China y el primer en Indonesia, en Yakarta. Además, 7 Eleven, empresa japonesa, pero con sede en los Estados Unidos, ha abierto una tienda con forma de treno: cada vagón es un distribuidor automático de productos. El objetivo es colocar este modelo de “treno” automático en las tiendas tradicionales, para crear un híbrido.

Fuente: Corriere della Sera

Publicado el 16/10/2018

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios